Bartimeo, entra a Jerusalem, maldición higuera, purificación templo, oración y autoridad.

“Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!” Marcos 10:46-47 RVR1960

(Lee Marcos, capítulos 10.46–11.33, antes de escuchar el audio de 23’ y 00’’).

Escucha ahora los comentarios acerca de Marcos, por el Dr J. Vernon McGee, has clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/11/Mr-10.46-11.33-McGee.mp3

Mayo 08 2018 – Nota Bíblica 128

Luis e Hilda Sánchez, agradecemos tu visita a este sitio web:  VozActual.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba