Castigo con destrucción, contra Judá e Israel por la idolatría y la corrupción.

“Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, hubo dos mujeres, hijas de una madre, las cuales fornicaron en Egipto; en su juventud fornicaron. Allí fueron apretados sus pechos, allí fueron estrujados sus pechos virginales. Y se llamaban, la mayor, Ahola, y su hermana, Aholiba; las cuales llegaron a ser mías, y dieron a luz hijos e hijas. Y se llamaron: Samaria, Ahola; y Jerusalén, Aholiba.” Ezequiel 23:1-4 RVR1960

(Lee Ezequiel, capítulos 23 al 24, antes de escuchar el audio de 20.03 minutos).

Escuchar los comentarios acerca de Ezequiel, por el  Dr J. Vernon McGee:  http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/10/Ez-23-24-McGee.mp3

Disfruta y comparte, con familiares y amigos, este tu sitio web: VozActual.org

Febrero 03 2018 – Nota Bíblica 034 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba