¡Según sea el grado de…!

De acuerdo con el grado de amor e interés que tengamos por una persona o un asunto, le daremos o no la importancia y prioridad que merezca, lo recordaremos o lo olvidaremos, lo tomaremos en cuenta o no, lo tendremos presente o no, le prestaremos atención o no. Nuestro grado de amor e interés es determinante.

Según el grado de amor e interés por Dios el Padre, por el Señor Jesucristo, por el Espíritu Santo, por su Palabra, por la oración, por obedecerlo, le darás o no la importancia y prioridad que merezca, lo recordarás o lo olvidarás, lo tomarás en cuenta o no, lo tendrás presente o no, le prestarás atención o no. Tu grado de amor e interés es determinante.

Por tanto, lo que necesitamos reconocer y creer es que nuestro grado de amor e interés, procede directamente de nuestra relación e intimidad con Dios, pues así lo enseñó el Señor Jesucristo, Mateo 11.28-30.

El Señor toma la iniciativa: nos invita a venir a Él, nos ofrece descanso, nos invita a enyugarnos con Él, nos invita a aprender de su humildad y nos ofrece solaz o descanso. Y todo, porque su yugo es fácil y ligera su carga.

¿Por qué su yugo es fácil y ligera su carga?  Porque a diferencia de las religiones y de los líderes religiosos que imponen cargas a los demás pero ellos no las llevan, Jesús declara que su yugo y carga es fácil y ligera porque Él mismo se ofrece para llevarlas con nosotros al invitarnos a enyugarnos con Él, asi se hace fácil obedecer su palabra.

Enyugados con Él, con su ayuda y su presencia podemos aprender de Él, y aumentar el grado de amor e interés por todo lo que le agrada a Dios. Es decir, podemos ajustarnos a este concepto puramente espiritual, a pesar de nuestras debilidades, adversidades y luchas porque ya no estamos solos. Porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece; por eso, tenemos que permanecer en Él, porque separados de Él no lo podemos hacer. Juan 15.

Reflexión 17.

– 100516

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba