¡Qué barbaridad…! ¡Cuán grande Gracia…!

Al leer Levítico 5 y Efesios 1, tuve dos grandes reacciones: ¡Qué barbaridad! ¿Qué sería de nosotros si viviéramos en esos tiempos? ¿Quién realmente podría vivir en paz con Dios? ¿Cuánto costaba el perdón de los pecados, mensualmente, según Levítico 5?

Pero cuando leo Efesios 1 y sus referencias, tengo que exclamar ¡Qué Gracia! ¿Cuán grande e incomparable es la gracia de Dios, para quienes son de la fe del Señor Jesucristo, para quienes creen en Él y lo obedecen?

Sin embargo, es doloroso ver cuánta ignorancia hay en la gente acerca de la gracia y el amor de Dios, por eso, te invito abrir una Biblia y leer Efesios, capítulos 1 y 2 y lo complementas con Romanos, capítulos 3 y 4.

No te cuesta nada hacerlo, sólo interés y fe. Si lo haces podrás llegar a tener una excelente relación e intimidad con Dios.

Reflexión  10. 

– 301015 –

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba