Pilares que sostienen una excelente relación personal con Dios.

1.-  Estudia de la palabra de Dios de manera ordenada. Conviene un plan de lectura y meditación diaria. Primero, todo el Nuevo Testamento y segundo, todo el Antiguo Testamento, un capítulo diario, con buena disposición y disciplina.

2.-  Adora a Dios, viviendo un nuevo estilo de vida. Como resultado de conocerlo a Él por medio de su Palabra, por lo que Él es y hace; y por lo que nosotros somos en Cristo Jesús, a través del Espíritu Santo, tal y como a Dios, nuestro Padre le agrada.

3.- Ora en todo momento, con la guía del Espíritu Santo. Como resultado de la práctica de los dos primeros pilares y para ser fortalecidos por Él en lograr mantenerse en los mismos.

4.-  Se fiel en darle la prioridad “uno” a los tres primeros pilares. Lo cual implica rendir nuestra voluntad a la voluntad de Dios, con la fuerza y el poder del Señor Jesucristo y del Espíritu Santo, en completa humildad y obediencia, sólo por amor y gratitud permanentes a Él.

5.-  Testifica de la salvación y la vida eterna a toda persona, que el Espíritu Santo te guíe y hazle seguimiento, conforme a la vivencia de los cuatro primeros pilares, porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Lecturas bíblicas que confirman los cinco pilares: Juan 5.39, Colosenses 3.16-17 y  2a. a Timoteo 3.14-17; Juan 4.23-24; Efesios 6.18 y Judas 1.20-21; Gálatas 5.16 y 21-25; Juan 15.1-17 y Mateo 28.18-20.

Reflexión 22.

– 190218

Agradecemos tus comentarios. Los tenemos en cuenta, los editamos y publicamos. ¡Mil gracias!

4 comentarios en “Pilares que sostienen una excelente relación personal con Dios.”

  1. Es de bendición y de mucha importancia la labor que están llevando a cabo en cristo y con cristo les agradezco por siempre estar parados en la brecha y siempre tener ese aceite nuevo esa palabra necesaria para el momento indicado las cuales an sido de mucha ayuda y bendición para mi gracias

  2. Hilda Sarmiento

    Gracias pastores por la ayuda para aprender a orar basados en los 5 pilares. Para una vida de oración y fundamentales para mantener nuestra relación con Dios cada día más sólida.

  3. Bendiciones, excelentes pilares. Fortaleciendo nuestra intimidad con Dios y reconociendo que Él sigue siendo el primero en nuestra vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba