¿Mi opinión, o mis preocupaciones?

Son varios los pastores, líderes y creyentes que me preguntan cuál es mi opinión sobre las elecciones presidenciales. En realidad, más que mi opinión, deseo expresar mis preocupaciones por el futuro de nuestro país, para las nuevas generaciones.

Hasta este momento aún no tengo candidato seguro por el que voy a votar, y no deseo decir nada a favor ni en contra de nadie. Pero si reconozco que muchos políticos y gobernantes han hecho mucho daño a nuestro país. La inmoralidad, las mentiras, la corrupción, la ignorancia personal de Dios, el amor al dinero y el egoísmo tienen a la gran mayoría de los colombianos en la miseria. En la salud, educación, atención a la niñez, la atención a la tercera edad, en fin, todo da dolor por donde se le mire.

Estas son verdades que no se pueden negar. Pero esas mismas verdades han sido las armas de batalla para introducir en varios países el mal llamado socialismo a través de “redentores populistas” que han sabido manipular a las masas, a intelectuales y religiosos, que ahora están arrepentidos de haber votado por ellos. En verdad, ningún hombre ni ninguna mujer pueden salvar a Colombia ni sacarla del estado en que está. Por eso no es fácil hacer partido con nadie.

Sin embargo, Dios no está muerto y Él reina en la tierra y sobre las decisiones de los seres humanos. Un día todos y cada uno dará cuentas de sus actos a Dios. Por tanto, la pregunta que pocos se hacen es ¿qué plan tiene Dios para Colombia?

Por eso mismo, nosotros debemos hacernos esta pregunta: ¿Cuántos, como hijos de Dios que deseamos hacer su voluntad, hemos tomado en cuenta las directrices dadas en Proverbios 3.1-8, para tomar una decisión tan importante?

No nos dejemos engañar por las emociones ni por las realidades históricas mal administradas.

Si esta reflexión te sirve para algo, te invito a orar a solas con Dios, tal como lo han hecho los grandes hombres y mujeres que han dejado huellas en la historia de la humanidad. Dios si responde a sus hijos sus oraciones con propósitos que le agrada a Él, es decir, que están dentro del marco de su voluntad.

Nosotros los hijos de Dios, nacidos de Dios, que hemos tenido una experiencia personal con Él, tenemos la herramienta más grande y poderosa para decidir conforme conforme a la voluntad de Dios.

Y esto lo quiero enfatizar: Los hombres y mujeres, que hemos nacido de Dios, tenemos una nueva vida, la vida de Cristo, por ende, tenemos la mente de Cristo,  para pensar primero lo que le agrada a Dios; desde luego, esta mente funciona solamente por la llanura del Espíritu y el andar en el Espíritu Santo. Es la única forma de armonizar con la voluntad de Dios. (1 a los Corintios 2.1-16).

Les invito a entrar en el lugar secreto y deponer nuestros conceptos, caprichos, razonamientos e intereses personales y dejar que sea Él quien nos guíe a discernir entre lo que queremos y lo que Él quiere. Así no tendremos remordimientos ni sentido de culpabilidad por lo que pase en nuestra querida Colombia. Dios hace lo mejor en nosotros y a través de nosotros, si estamos en su voluntad. Salmo 32.8-9.

Reflexión 29

Mayo 19 de 2018

 

8 comentarios en “¿Mi opinión, o mis preocupaciones?”

  1. Elizabeth Salas Barba

    Amén y Amén, pastor Luis Sánchez; es una gran verdad. Gracias por su mensaje que nos da claridad en muchas dudas y nos fortalece al marcar las directrices a seguir. Hago vallado a su alrededor y en su familias.

  2. Elizabeth Salas Barba

    Amén y Amén, pastor Luis Sánchez; es una gran verdad. Gracias por su mensaje que nos da claridad en muchas dudas y nos fortalece al marcar las directrices a seguir. Hago vallado a su alrededor y en su familias.

  3. Arnaldo Payares.

    En la introducción de su discurso ya hay un precedente que indiica que Dios que es justo y santo, no quiere que apoyemos ni la injusticia ni la corrupción. Por otro lado es Dios mismo quien ha permitido que las malas administraciones de los gobiernos que hemos tenido se revelen en estos tiempos como señal de un nuevo tiempo. Tercer, no debemos tener miedo a los cambios,por que un hombre que se levanto encontra de las injusticias y corrupciones de la Ig. Católica hoy tenemos en Latinoamérica el evangelio de verdad. Cuarto, somo la iglesia, que de entre los gentiles el Señor nos ha sacado para justicia. Quinto estamos enmarcados en un sistema democrático donde prima la libertad y no los bandos y hasta hay el voto en blanco por si no me identifico con los candidatos, pero si apoyar la democracia y la libertad.

  4. Arnaldo Payares.

    En la introducción de su discurso ya hay un precedente que indiica que Dios que es justo y santo, no quiere que apoyemos ni la injusticia ni la corrupción. Por otro lado es Dios mismo quien ha permitido que las malas administraciones de los gobiernos que hemos tenido se revelen en estos tiempos como señal de un nuevo tiempo. Tercer, no debemos tener miedo a los cambios,por que un hombre que se levanto encontra de las injusticias y corrupciones de la Ig. Católica hoy tenemos en Latinoamérica el evangelio de verdad. Cuarto, somo la iglesia, que de entre los gentiles el Señor nos ha sacado para justicia. Quinto estamos enmarcados en un sistema democrático donde prima la libertad y no los bandos y hasta hay el voto en blanco por si no me identifico con los candidatos, pero si apoyar la democracia y la libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba