¡Servir a Dios no es lo primero…!

He observado que muchos hijos de Dios se desviven por el servicio a Dios, lo cual parece muy bueno, pero con el tiempo fracasan o renuncian o se apartan, cansados y resentidos. Por tanto, atiende a esta verdad.

Dios no nos ha hecho sus hijos para que lo sirvamos en primer lugar sino en segundo lugar.  Observa que el Señor Jesús escogió a sus apóstoles para que estuvieran con él primero, y luego, después de  capacitarlos los envió al servicio,Lee Marcos 3.13-15. Pablo nos confirma que Dios nos llamó a la comunión con el Señor Jesucristo, primero,I Corintios 1.4-9 y 30-31

Primero es permanecer en Cristo para que en el servicio haya frutos verdaderos que glorifiquen al Padre, Juan 15.4-8.

Debemos disfrutar de la comunión del Señor Jesucristo mediante la presencia del Espíritu Santo en tu vida, en humildad, fe, confianza y obediencia a su Palabra. Conócelo y disfrútalo en una relación de comunión íntima y personal de Padre a hijo y de hijo a Padre.

Busca primero su reino, gobierno y voluntad, después todo vendrá por añadidura o como producto de esa comunión con Dios. Recuerda y jamás lo olvides, Dios te ha llamado a la comunión con su Hijo, el Señor Jesucristo, porque la verdadera vida cristiana es y está únicamente EN ÉL.

Analiza con sumo cuidado la carta a los Efesios. Ahora haz lo que dice Efesios 3.14-21. El verdadero servicio a Dios y a su iglesia es aquel que se hace como producto de la comunión con Cristo o de la permanencia en Él. Tú, como hijo o hija de Dios, eres más importante que tu servicio porque Cristo no murió por tu servicio sino por ti. Todo lo demás es resultado de lo primero. Recuerda, el siervo no queda en casa siempre pero el hijo si. Que Dios nos ayude con esta verdad y la vivamos. Amén.

Reflexión 14.

– 091215

6 comentarios en “¡Servir a Dios no es lo primero…!”

  1. Ciertamente primero nuestra comunión con el Padre a través del Espíritu Santo en nuestro vivir diario, después el servicio a Él y para Él. Dios les continúe bendiciendo!

  2. Ciertamente primero nuestra comunión con el Padre a través del Espíritu Santo en nuestro vivir diario, después el servicio a Él y para Él. Dios les continúe bendiciendo!

  3. Angelina P. Torres

    Pastor Luis, gracias! Es un tema con sustento bíblico que me ha sido de bendición y lo será más; voy compartirlo con mis hijos con quienes vengo hablado de ello. Dios le bendiga!

  4. Angelina P. Torres

    Pastor Luis, gracias! Es un tema con sustento bíblico que me ha sido de bendición y lo será más; voy compartirlo con mis hijos con quienes vengo hablado de ello. Dios le bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba