La verdad en la intimidad

La verdad en la intimidad personal delante de Dios es un tema del que poco o nada se enseña; no es para ser salvo sino para vivir la salvación en Cristo delante de Dios.

David, conocedor del carácter de Dios por experiencia propia, escribió: “He aquí, tú deseas la verdad en lo más íntimo, y en lo secreto me harás conocer sabiduría.” Salmo 51.6, LBLA.

También tuvo la revelación e inspiración de la verdad de Dios, al expresar lo siguiente: “¡Cuán bienaventurado es el hombre a quien el SEÑOR no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño!” Salmo 32.2 LBLA.

Dios conoce perfectamente nuestro corazón, nuestro espíritu, nuestra intimidad personal, según le fue revelado a Jeremías: “Más engañoso que todo, es el corazón, y sin remedio; ¿quién lo comprenderá?  Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras.” Jeremías 17.9-10 LBLA.

De acuerdo con la revelación que le fue dada al apóstol Pablo, por el Espíritu Santo, Dios nos escogió en Cristo, con el siguiente propósito: “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,”  Efesios 1.4 RVR1960.

Esa santidad ya la tenemos en Cristo para vivirla desde nuestro espíritu, desde nuestra intimidad delante de Dios siempre. Tal como lo dice Pedro: “como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” 1a Pedro 1.14-16.

Según las Escrituras, así es como Dios desea que dependamos de su gracia para vivir desde nuestro espíritu delante de Dios: “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.” Efesios 3.14-19 RVR1960.

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.” 2a Corintios 4:16 RVR1960.

“Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.” 1a Corintios 2.12-13.

Ahora, pensemos seriamente cuando cantamos para Dios mensajes que no estamos viviendo ni tenemos el serio propósito de hacerlo. Es como cuando Dios dice: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.” Mateo‬ ‭15:8‬ ‭RVC‬‬.

¿Qué sucede cuando estamos orando y lo hacemos por rutina, mecánicamente, cuántas veces mentimos al decir palabras que realmente no son sinceras y que no tenemos el firme propósito de hacerlo?

¿Cuántas veces decimos una cosa cuando en realidad estamos pensando en cosas distintas? ¿Cuántas veces aparentamos ser lo que no somos? Eso es mentir delante de Dios pero Él desea la verdad en lo más íntimo.

Por último, espero que dejemos al Espíritu Santo que nos ilumine su palabra y podamos cuidar nuestra intimidad todos los días delante de Dios con su ayuda, en Cristo Jesús, nuestro Señor. 

Escucha, por favor este video: CORAZÓN

Nota Pastoral 056

9 comentarios en “La verdad en la intimidad”

  1. Julián vides Rodríguez

    ¡Qué bendición esa palabra pastor Luis! Le szcribe el pastor Julián Vides, del municipio de Barranco de Loba Bolívar, tengo 3 año que Dios me llamó para el servicio de obra con la AIEC. Gracias por VozActual.org

  2. En la intimidad con Dios debo mostrarme tal como soy. No hay nada más refrescante y más cómodo que decirle a Dios lo que pienso, lo que siento porque él es el único que me entiende y conoce mi corazón.

  3. Mensaje directo al corazón. Qué mejor estado de nuestro ser que la verdad en la intimidad con él…me encantó esta nota.

  4. Álvaro Luis Correa Hernández

    Maravillosamente bueno, excelente, gracias por esos mensajes, Dios le bendiga mucho y se deje usar cada día por el Señor para que nos siga enseñando, bendiciones.

  5. Amables usuarios y visitantes, con mucho cariño, los invito a leer y a tomar muy en cuenta este tema: La verdad en la intimidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba