La misión de vigilar, con su vida como ejemplo, la vida espiritual de un pueblo rebelde.

“Si el justo se apartare de su justicia e hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él, él morirá, porque tú no le amonestaste; en su pecado morirá, y sus justicias que había hecho no vendrán en memoria; pero su sangre demandaré de tu mano. Pero si al justo amonestares para que no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fue amonestado; y tú habrás librado tu alma.” Ezequiel 3:20-21 RVR1960 (Por favor, lee Ezequiel, capítulos 3.20 al 5.17, antes de escuchar el audio).

Escuchar los comentarios acerca de Ezequiel, por el  Dr J. Vernon McGee. Audio de sólo 20.45 minutos, toca con tu dedo o has clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/10/Ez-3.20-5.17-McGee.mp3

Disfruta y comparte, con familiares y amigos, este tu sitio web: VozActual.org

Enero 24 2018 – Bíblica 024

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba