La inaccesible presencia de Dios, su santidad y justicia, sólo a través del Señor Jesucristo.

“Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y ésta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.” Ezequiel 1:4-6 RVR1960. (Por favor, lee Ezequiel, capítulo 1, antes de escuchar el audio).

Escuchar los comentarios acerca de Ezequiel, por el  Dr J. Vernon McGee. Audio de sólo 19.06 minutos: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/10/Ez-1.5-28-McGee.mp3

Disfruta y comparte, con familiares y amigos, este tu sitio web: VozActual.org

Enero 22 2018 – Nota Bíblica 022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba