La confianza de Pablo en Dios durante la tempestad hace que lidere hasta Roma.

“Entonces los marineros procuraron huir de la nave, y echando el esquife al mar, aparentaban como que querían largar las anclas de proa. Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: Si éstos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros. Entonces los soldados cortaron las amarras del esquife y lo dejaron perderse.” Hechos 27:30-32 RVR1960

Lee Hechos, capítulos 27.30–28.31. Ahora, puedes escuchar los comentarios de este pasaje bíblico, por el Dr J. Vernon McGee, tocando o haciendo clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/11/Hch-27.30-28.31-McGee.mp3

Septiembre 05 2018 – Nota Bíblica 248

Luis e Hilda Sánchez, agradecemos tu visita a este sitio web: VozActual.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba