Jesús llora y resucita a Lázaro, pero los fariseos y sacerdotes deciden matarlo.

“María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano. Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. Jesús lloró.” Juan 11:32-35 RVR1960

Lee Juan, capítulo 11.32-57. Ahora, escucha con atención, los comentarios acerca de Juan, por el Dr J. Vernon McGee, tocando o haciendo clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/11/Jn-11.32-57-McGee.mp3

Julio 16 2018 – Nota Bíblica 197

Luis e Hilda Sánchez, agradecemos tu visita a este sitio web: VozActual.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba