“Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Romanos 1:24-25 RVR1960

Lee Romanos, Capítulo 1.24-32. Ahora, puedes escuchar los comentarios de este pasaje bíblico, por el Dr J. Vernon McGee, tocando o haciendo clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/11/Ro-1.24-32-McGee.mp3

Septiembre 11 2018 – Nota Bíblica 254

=========================

Luis e Hilda Sánchez, agradecemos tu visita a este sitio web: VozActual.org

Idolatría e inmoralidad: degradación humana y sus amargas consecuencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *