¡Feliz día papá…!

Realmente existen muchas razones por la que la mayoría de los seres humanos honran más a las madres que a los padres, pero sean válidas o no esas razones, esta vez sin embargo, hago un llamado a todos los hijos a honrar a sus padres porque eso agrada a nuestro Dios y Padre Celestial.

Nadie jamás ha escogido ni podrás escoger a sus padres, cada hijo es un regalo de Dios. Y cada padre debe representar dignamente a Dios en su hogar. A lo largo de los años en el ministerio ha habido varios hijos que me han presentado muchas razones por las que no honran a sus padres. Todo eso puede ser cierto; por tanto, tu padre o tu madre, tendrá que dar cuenta de sus injusticias a Dios. Pero tú, tienes que honrar a tus padres porque es la voluntad de Dios para tu vida.

¿Por qué tiene que ser así? Tú y yo, como cristianos o hijos de Dios tenemos que amar o adorar a Dios en espíritu y en verdad, lo cual implica obediencia a su palabra. Y su palabra en este sentido es clara y contundente:

“Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra que yo, el Señor tu Dios, te doy.” Éxodo 20:12 RVC.

“Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y tengas una larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:2-3 RVC.

Ahora, observa esto conmigo: Es, nada más y nada menos, uno de los Diez Mandamientos de la ley de Dios. Es, además, el primer mandamiento de Dios que tiene dos grandes promesas para los hijos obedientes: ‘que te vaya bien y tengas una larga vida en la tierra.’

¿Te das cuenta cuán bueno es Dios para con sus hijos obedientes? Esto no tiene que ver con tu salvación, no te hace salvo, pero es una forma de dar testimonio que somos verdaderos hijos de Dios. Por otro lado, es de tan gran importancia este mandamiento que Dios, en su amor, nos lo ha dado para que mostremos con hechos cuánto lo amamos a Él y, por ende, a nuestros padres.

No importa si en tu juicio y en tu experiencia tu padre o tu madre lo merezcan o no, es cuestión de tu relación íntima con Dios y de tu obediencia a su Palabra. Por eso, te invito a honrar a tus padres, especialmente a tu papá. Hazlo como prueba de tu relación con tu Padre Celestial. Recuerda que todo lo que sembramos eso cosechamos. Sé un buen hijo y serás honrado en gran manera por tus hijos. Recuerda también que tanto tú como tu papá tendrán que dar cuentas a Dios de todo esto.

Papá, que tengas un excelente día y siempre procures agradar a Dios, a quien representas en tu hogar. Deseo que recibas de Dios su bendición y gracias por ser papá.

Disfrutas estas canciones:

Yo quiero ser como tú

Papá, quiero decirte

Papá

2 comentarios en “¡Feliz día papá…!”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba