El móvil de la obediencia es el amor

 “El principio del amor y de la obediencia es la senda de la bendición”. Así lo enseñó nuestro Señor Jesucristo.
Observa: “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.” Juan 14:21. Te recomiendo ampliar lo que hemos dicho, escuchando estos COMENTARIOS
Nota Pastoral 009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba