Belsasar, por su orgullo se rebeló contra Dios, y ahora, recibe las consecuencias.

“Mas cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se endureció en su orgullo, fue depuesto del trono de su reino, y despojado de su gloria. Y fue echado de entre los hijos de los hombres, y su mente se hizo semejante a la de las bestias, y con los asnos monteses fue su morada. Hierba le hicieron comer como a buey, y su cuerpo fue mojado con el rocío del cielo, hasta que reconoció que el Altísimo Dios tiene dominio sobre el reino de los hombres, y que pone sobre él al que le place. Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto;” Daniel 5:20-22 RVR1960

(Lee Daniel, capítulo 5.20-31, antes de escuchar el audio de 19’ y 07’’).

Escucha los comentarios acerca de Daniel, por el Dr J. Vernon McGee, has clic aquí: http://obrerofiel.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads//2010/10/Dn-5.20-31-McGee.mp3

Luis e Hilda Sánchez, gracias por tu amistad. Puedes tocar o hacer clic, aquí:  VozActual.org

Febrero 28 2018 – Nota Bíblica 059 

Agradecemos tus comentarios. Los tenemos en cuenta, los editamos y publicamos. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba