En su lugar o en su nombre

Quien tiene al Espíritu Santo realmente tiene al Señor Jesucristo en su ser, porque el Espíritu Santo ha sido dado a los hijos de Dios en su lugar o en el nombre del Señor Jesucristo. Esto es para poder permanecer en Cristo y glorificar a Dios Padre.
Observa: “Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!” Gálatas 4:6
“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.” Juan 14:26
Nota Pastoral 011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba