1.- El mensaje central de la Biblia es el Señor Jesucristo y apunta directamente a nuestra redención o salvación eterna en Él. Para eso tenemos su Palabra, léala para que conozca cómo ser salvo. Juan 5.39-40 y Juan 20.30-31.

2.- La Biblia nos ha sido dada para que conozcamos todo lo relacionado con la nueva vida en Cristo, sepamos lo que somos y cómo debemos vivir. 2 a Timoteo 3.14-17.

3.- La Biblia nos ha sido dada para ser testigo eterno contra quienes no creen ni la obedecen: “Ahora ve y escribe estas palabras; escríbelas en un libro. Así quedarán hasta el fin de los tiempos como testigo de que este pueblo es rebelde y terco que se niega a hacer caso a las instrucciones del SEÑOR. (Isaías 30:8-9 NTV)

Tienes sólo dos opciones: Estudiar la palabra de Dios para obedecerla o, simplemente, no hacerlo; pero, en ambos casos recibirás los resultados, tal como lo dijo el mismo Señor Jesucristo en Mateo 7.21-29.

Reflexion 05.

-280514-

Agradecemos tus comentarios. Los tenemos en cuenta, los editamos y publicamos.  ¡Mil gracias!

Tres grandes verdades acerca de la palabra de Dios

9 pensamientos en “Tres grandes verdades acerca de la palabra de Dios

  • 16 febrero, 2018 a las 12:34 pm
    Enlace permanente

    Gracias pastores Sánchez, esa reflexión alimenta el alma.

    Responder
  • 16 febrero, 2018 a las 2:05 pm
    Enlace permanente

    ¡Excelente reflexión! Gracias pastores Sánchez, ha sido de gran bendición para mi vida.

    Responder
  • 17 febrero, 2018 a las 1:38 am
    Enlace permanente

    Gracias Pastores Sánchez. ¡DIOS sigue usándolos e iluminándolos con su PALABRA, para refrescar la fe de su pueblo.
    Mil bendiciones hoy y siempre. Muchos recuerdos.

    Responder
  • 17 febrero, 2018 a las 1:56 pm
    Enlace permanente

    Reflexión que añade bendición, cuanto más obedientes seamos. Dios dice en 1 de Samuel 2:30 “honraré a los que me honran y los que no, los tendré de poco.”

    Responder
  • 17 febrero, 2018 a las 3:56 pm
    Enlace permanente

    Tus enseñanzas nos sirven para recordar, reflexionar y actuar. Ya conocemos lo que Dios quiere de nosotros, moldearnos, para que vivamos como hijos de luz. ¿Será que como creyentes, conocedores de la palabra de Dios, somos obedientes a ella? ¿Hasta cuándo seremos ambivalentes?

    Responder
  • 18 febrero, 2018 a las 9:29 pm
    Enlace permanente

    Gracias por cada enseñanza. Que nos alimenta y nos lleva a seguir creyendo en el Dios supremo.

    Responder
  • 28 marzo, 2018 a las 1:09 pm
    Enlace permanente

    Gracias pastor Luis por esta reflexión. Me queda claro el propósito por el cual nos ha sido dada la palabra. Dios te bendiga.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *